Especialización en la odontología.

Estudiar, estudiar y estudiar. El avance tecnológico parece estar cada vez más rápido. Nuevas técnicas, abordajes y artículos científicos dejan la Odontología cada vez más segura y eficiente. El dentista moderno no puede quedarse para atrás. No puede quedarse preso a las cuatro paredes de su consultorio. Los pacientes quieren innovación, servicios más seguros y más rápidos.

Sin embargo, las formas de mantenerse actualizados en las áreas de la Odontología aún siguen un estándar más antiguo, Charlas, minicursos(workshops), maestrías, doctorados, actualizaciones y especializaciones. Es importante ponderar con cuidado la elección del tipo de herramienta que vamos a utilizar, dependiendo del momento de nuestra vida personal y profesional, de nuestro tiempo disponible y de cuanto estamos dispuestos a invertir en nuestra educación.

Percibimos que así como ocurrió con la Medicina, la Odontología está quedando más especializada con el pasar de los años. Los procesos selectivos y concursos también están cada vez más exigentes, en su mayoría, pidiendo al menos que el dentista sea experto en alguna área.

Para los recién-graduados la sugerencia es esperar algunos meses y probar varias especialidades para hacer la elección con más sabiduría. Vivenciar la clínica general en la rutina del consultorio es muy válido para encontrar la especialidad que más le guste, entre las 19 existentes. Al elegir la especialidad busque cursos con énfasis en la parte clínica y profesores renombrados. Nada mejor que hacer una especialización y enseguida comenzar a usar lo que está aprendiendo en su consultorio.

Si la duda aún está muy persistente, el truco es hacer una actualización o curso de corta duración en las áreas de mayor interés. Hable con compañeros que ya son expertos hace algún tiempo. Vea si es ese el rumbo que quiere darle a su profesión.

Ser experto no quiere decir que va a dejar la clínica general de vez. Solamente va a abrir un abanico de posibilidades a la hora de ofrecerles sus servicios a sus pacientes. Además, su networking necesita estar al día. Sus compañeros que no hacen lo que haga indican pacientes y viceversa. Ser parte de un equipo en una gran clínica también queda como opción interesante.

Otra manera de mostrarles a sus compañeros y pacientes que no ha dejado de estudiar es a través de las redes sociales. Actualice su currículo en el perfil de Linkedin y en la Plataforma Lattes, dé check-in vía Foursquare cuando esté haciendo cursos o yendo a congresos y charlas. Saque fotos y publíquelas vía Instagram con posibilidad de aparecer en Twitter, Facebook y Tumblr. Su marketing personal agrega valor al servicio que ofrece en su consultorio.

Fuente: Dr. Luiz Rodolfo http://bit.ly/2fZlUnr

FGM Interativa

Add comment